Orientación Académica y Profesional

La importancia de conocer todos los caminos.

Al hablar de orientación académica y profesional, no sólo hacemos referencia la idea de los estudiantes por determinar su futuro, a la meta, a qué se quieren dedicar. La orientación académica y profesional abarca también el proceso, el conocimiento de los diferentes caminos que puede tomar el alumnado para enfocar su formación, y también determinar cuál de ellos se ajusta más a sus circunstancias.

El sistema educativo español tiene una amplia gama de posibilidades formativas que permite al alumnado alcanzar todos los niveles educativos. Esta organización, en muchas ocasiones es desconocida para los estudiantes y sus familias, a no ser que necesiten buscar una alternativa a esa dinámica en la que todos los estudiantes están inmersos, a veces por inercia.

Es necesario que tanto los estudiantes como sus familias, sean conscientes de la diversidad de opciones educativas disponibles para construir su formación. Saber esta información de antemano, favorece el desarrollo de la carrera del estudiante por varios aspectos:

  • Amplitud de horizontes. Conocer todas las posibilidades formativas que existen, permite al estudiante hacerse una imagen más completa y real de todas las opciones que tiene en su futuro profesional.
  • Evitar caer en el desánimo. Si el estudiante tiene clara la meta que quiere conseguir, es importante que conozca que no sólo existe un camino para llegar a ella. A veces, por las circunstancias en las que se encuentra nuestra sociedad, nos encontramos con jóvenes que encuentran una serie de barreras para llegar a un determinado objetivo (no tener nota suficiente, no poseer un título determinado, cuestiones de edad, …). Saber que existen otras alternativas para acceder a esa meta, evita que los estudiantes sientan la presión y la frustración por no haber podido acceder a sus preferencias iniciales.
  • Ahorro de tiempo y esfuerzo. A veces nos encontramos con alumnos y alumnas que no saben muy bien a qué quieren dedicarse en el futuro. El tener una visión global de todas las opciones educativas que existen, así como toda la oferta formativa que hay dentro de cada una de ellas, les permitirá descubrir de una manera más certera hacia dónde quieren encaminar sus pasos.
  • Un sistema educativo para todos y sus circunstancias. Las distintas opciones permiten que cualquier persona pueda acceder a una formación educativa que se ajuste a sus circunstancias.

Pero, ¿cómo puede un estudiante conocer la estructura del sistema educativo? Esta información, está al alcance de todos y por varias vías. En los departamentos de orientación de los centros educativos, el orientador u orientadora puede informar, tanto a alumnos como familiares, de todos los detalles y novedades ante cualquier duda que puedan tener. Por supuesto, además puede ayudar y aconsejar sobre el camino que más se ajuste a las circunstancias del propio alumno. Otra vía para acceder a esta información se encuentra en internet. En las webs oficiales de las diferentes consejerías de educación de cada comunidad autónoma, está disponible para descarga el “Cuaderno de Orientación” del correspondiente año, donde se encuentra toda información referente al sistema educativo y su oferta académica.

A continuación, adjunto el esquema general del sistema educativo actual.

 

Pl. = Prueba Libre; P.A.= Prueba de Acceso; PBAU= Prueba Bachiller de Acceso a la Universidad (Selectividad)

Una vez que el alumnado conoce los posibles caminos que puede tomar, puede planear los pasos que quiere dar para llegar a conseguir su objetivo. 

Como ya se mencionó en anteriores entradas, la orientación académica y profesional abarca muchas parcelas diferentes, es muy amplia, y cuanta mayor sea la información de la que los alumnos disponen, mayor será la probabilidad de encontrar la elección que mejor se ajuste a las características personales de cada uno.

Todo es posible con Entrega, Ganas y Voluntad