En estos momentos complicados, tenemos que cuidar nuestra salud física y la de la sociedad quedándonos en casa. Pero también es importante cuidar nuestro bienestar psicológico en estos días que vamos a estar sin salir de casa.

Por eso aquí os dejo algunos consejos que nos van a ayudar, no sólo a adultos, también a niños a llevar mejor estos días.

  • MANTENERSE ACTIVO. Tener algo que hacer mantiene nuestra mente ocupada y se nos pasará más rápido el día.
  • EVITAR PASAR EL DÍA EN PIJAMA. Nos ayudará a activarnos.
  • CREARNOS UNA RUTINA. No dejar las horas del día al azar. En días lectivos solemos tener una rutina marcada. En estos días especiales es conveniente que esa rutina la adaptemos a las circunstancias que estamos viviendo, aunque sea con actividades de ocio.
  • VENTILAR A DIARIO TODAS LAS ESTANCIAS DE LA CASA. Renovar el aire para evitar que éste quede cargado.
  • DAR USO A TERRAZAS Y BALCONES. Es conveniente pasar varios momentos al día al «aire libre». Si en algún momento del día en esa terraza/balcón da el sol, aprovechad ese momento. El sol es una fuente de vitamina y energía.
  • NO ESTAR TODO EL DÍA PENDIENTE DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Normalmente en los programas, las noticias las repiten una y otra vez de manera distinta. El exceso de información no nos beneficia.

¿Y qué hacemos con los NIÑOS?

Los niños (y sus padres) son los que quizás echen más en falta salir a la calle a jugar. Pero también son los que mejor se adaptan a las circunstancias.

  • EXPLICARLES LA SITUACIÓN. Aunque sean pequeños, los niños tienen capacidad para entender ciertas cosas. A veces, necesitan entender qué está pasando para cambiar «su chip».
  • CREARLES UNA RUTINA. Desde que se levantan hasta que se acuestan. Combinarles los tipos de juegos que tienen, de tal forma que vayan alternando juegos de mayor actividad física con otros que tengan que realizar sentados.
  • MANTENERLOS OCUPADOS. Evita que los más pequeños se aburran porque no sepan en qué emplear su tiempo. Plantéales retos que los hagan sentirse motivados por realizar una actividad.
  • ASOMARLOS A LAS VENTANAS/TERRAZAS/BALCONES. Ellos también necesitan que les dé el aire. Si disponéis de terraza amplia, acondicionarles un espacio para que puedan jugar ahí, mejor que dentro de casa.
  • SI ESTÁN EN EDAD DE ESTUDIO, ESTABLECER HORAS DE TRABAJO. Es importante que no pierdan ese ritmo para cuando tengan que volver al colegio/instituto. No estamos de vacaciones.
  • TENER PACIENCIA. A veces se descontrolarán un poco, pero no podemos perder los nervios. Son circunstancias especiales. Ante una rabieta, sácalo de la habitación donde esté, intenta calmarlo con tranquilidad y ofrécele una actividad nueva/alternativa que le ayude a olvidar el motivo de su enfado (un truco es tener pensada de antemano esa actividad).

Mucho ánimo a todos. Esta situación pasará y pronto volveremos a nuestra vida normal.