En este período de cuarentena en el cual nos encontramos, es muy importante que cuidemos nuestra salud psicológica para sobrellevar estos días de la mejor manera posible. Sobre todo, es importante no perder el control de nuestras emociones, ya que tampoco podemos saber con seguridad, cuánto tiempo va a durar esta situación.

En los quince días de confinamiento, podemos experimentar toda clase de emociones que, con más o menos imaginación y paciencia, podemos sobrellevar. Pero hay un momento que podríamos llamar “crítico”, que a cada persona le llega en un momento determinado, que se conoce como “el muro”.

El muro, es un término muy utilizado por los corredores de largas distancias y consiste en un momento en el que nuestra mente nos dice que “ya no podemos más” y te hace creer que verdaderamente es así.

Para superar el muro, hay que romper ese estado de ansiedad y pesimismo que quiere adueñarse de nuestros pensamientos negativos. Para ello, lo mejor es llevar a cabo actividades que nos suban el estado anímico y nos llenen de buena energía. A continuación, se exponen algunos ejemplos.

  • Sáltate un día la rutina. Mantener una rutina favorece el adaptarnos a esta situación especial. Pero cuando llega “el muro”, es importante romper por un día ese esquema que teníamos marcado en nuestra mente. Nos ayudará a salir del bucle en el que estamos metidos. Saltarse la rutina puede conseguirse cambiando el orden de las actividades que teníamos pensadas; saltarnos alguna; o cambiar una por otra. Lo importante es que ese día sea distinto al de ayer.
  • Escucha música que te suba el ánimo. Está demostrado que la música influye en nuestro estado de ánimo. Por ello, es buena idea romper este muro escuchando canciones que nos motiven, que nos gusten. Puedes aumentar el efecto bailando y cantando, dejándote llevar por lo que la música te transmite. Si esta actividad se hace en grupo, mucho mejor porque os contagiaréis la subida del ánimo unos a otros. También vale ver alguna película o serie que te haga sentir bien o te haga pasar un buen rato.
  • Realiza actividades que realmente te apetezcan. Si hoy no te apetece ordenar papeles, no lo hagas. Hoy la prioridad es romper el muro. Si tienes que trabajar desde casa, antes de empezar, haz algo que te active (escuchar música, hacer ejercicio, …). Así afrontarás esa tarea con otro ánimo. En el caso de los niños, en especial los que se encuentran en edad escolar, es conveniente ser un poco flexibles en este aspecto. Seguramente tengan deberes y materias que estudiar, pero si se trata de trabajo que puedan recuperar otro día, no vendría mal, llegado el momento, que se salten por un día lo que tenían marcado para hoy.
  • Comunícate con tus seres queridos. Es muy importante mantenernos en contacto con nuestra familia o amigos. Somos seres sociales y ésta es una de las carencias que más notamos en este período de confinamiento. Aprovechando la cantidad de avances tecnológicos que tenemos, ponte en contacto con ellos e intercambiad ideas sobre cosas que hacer en estos días o estrategias para afrontar la situación. Seguro que hay algo que puede ayudarte.
  • Toma el aire. Aunque tengas que pasar más tiempo en el balcón o la ventana, te vendrá bien pasar más tiempo “fuera de la burbuja”.
  • Evita las noticias. Si ya normalmente en estos días es conveniente no estar expuestos a tanta información, el día que te encuentras con “el muro” muchísimo menos.
  • Descarga adrenalina. Puedes realizar ejercicio físico extra para liberar tensiones o llevar a cabo alguna técnica de relajación que conozcas. A menor tensión corporal, mayor relajación mental.

Una vez que este “muro” se rompe, volvemos a recuperar la estabilidad. No podemos dejar que el pesimismo altere nuestro bienestar psicológico.

Recuerda que esta situación acabará y volveremos a retomar nuestra vida normal. Hasta entonces, cuídate y cuidémonos unos a otros.