Llega un nuevo mes de septiembre, y con él, el inicio de un nuevo curso: la famosa, y a veces temida, vuelta al cole.

Afrontar este comienzo de rutina y vuelta al trabajo, después de haber estado durante varias semanas de vacaciones, no es algo fácil. Nos encontraremos diferentes dificultades en función de la etapa educativa en la que no encontremos. Pero es importante saber que hay maneras de afrontarlas y que podemos hacer que todo sea más fácil.

Empezaremos con la primera etapa de Educación Infantil. El período donde los niños y niñas van a las Escuelas Infantiles o Guarderías, normalmente entre los 5 meses y los 3 años. Es importante explicarles a los niños y niñas, evidentemente ajustándonos a su edad, dónde van y qué van a hacer allí. Conviene hacerlo varios días antes para que ellos mismos vayan asimilando la información. Así, no se encontrarán con la sorpresa de llegar a un sitio nuevo sin saber por qué y para qué.

En la siguiente imagen, aparecen varios tips que nos serán de gran ayuda a la hora de afrontar la vuelta al cole en esta etapa escolar.

Estas pequeñas acciones pueden ser claves para un comienzo de curso y una adaptación a la escuela óptima, rápida y sin complicaciones para los más pequeños. Al fin y al cabo, ellos son los que deben encontrar en el centro educativo, un lugar agradable y al que quieran asistir.

Y lo más importante de todo, paciencia, esto es sólo el comienzo.