Y como no podía ser de otra forma, los niños y niñas de segundo ciclo de Educación Infantil y Educación Primaria, también tienen su vuelta a las aulas.

En el caso de los de Educación Infantil, hay una gran ventaja con respecto a la etapa de guardería: han desarrollado mucho el habla y es muchísimo más fácil comunicarnos con ellos. Esto nos va a facilitar la tarea de ayudarlos entrar al colegio, ya sea por primera vez o no, puesto que ellos nos van a poder decir exactamente qué les pasa y nosotros vamos a poder darles respuestas.

En el caso de Primaria, los niños ya tienen asumido que al colegio hay que ir sí o sí, que no es algo negociable. Por ello, nuestra principal tarea, en este caso, será favorecer su predisposición ante un nuevo curso. Que empiecen el año motivados e ilusionados les va a ayudar en el arranque del curso y se adaptarán con más facilidad a las exigencias de este nivel.

¿Qué podemos hacer para que esta vuelta al cole sea fácil para ellos?